« volver

Instalaciones artísticas para alumnos de 1 y 2 años

Nuestros alumnos de Osos (1 año) y de Patos (2 años) han podido disfrutar a lo largo de este primer trimestre de varias instalaciones artísticas preparadas por sus profesoras, pero ¿Qué son las instalaciones? Sigue leyendo y conoce todos sus beneficios para el aprendizaje:

¿Cómo surgen y qué sentido tienen?

Las instalaciones surgen en el marco del arte contemporáneo, como una propuesta para transmitir una idea o un mensaje de manera intencionada.

Tanto el espacio como los materiales utilizados sirven para provocar al espectador y suscitar en él la reflexión y la sorpresa, generando un cambio significativo en su manera de entender el arte.

Algunas de estas instalaciones están concebidas de manera que el espectador pueda transitar a través de ellas e incluso transformarlas siendo parte activa de la propia obra de arte.

Las instalaciones artísticas llevadas al aula de infantil de nuestro colegio:

Partiendo de esta corriente artística, planteamos en el aula de educación infantil un espacio de juego y descubrimiento a través de la experimentación. A través de objetos sencillos y cotidianos, configuramos espacios para la acción-transformación por parte de los niños. En estos espacios no existe una forma de juego pautada, sino que el niño explora de manera libre y espontánea y va descubriendo los materiales y realizando diferentes formas de juego como:

  • El juego simbólico (imitación)
  • La transformación simbólica del objeto (inventa usos diferentes para objetos con un uso determinado desarrollando la imaginación y la creatividad)
  • La exploración y apropiación de los espacios (transforma el espacio y de alguna manera lo hace suyo)
  • Desplazamientos y recorridos
  • Juegos basados en la aparición o desaparición, en construcciones, en llenar y vaciar, agrupar y dispersar, etc.

Esta experiencia, tiene múltiples beneficios en el niño:

  • A nivel social, le ayuda a generar un vínculo emocional muy positivo con el resto de compañeros con los que comparte esta experiencia. El niño aprende de los demás a través de la imitación, aprende a compartir y a ser partícipe de juegos colectivos, estableciendo ellos mismos las propias normas del juego.
  • A nivel intelectual se desarrollan habilidades como la imaginación y la creatividad en la resolución de problemas mediante la experimentación y las pruebas de ensayo-error. Además se trabajan otras áreas como el área matemática (comienza a trabajar de manera experimental cantidades, acumular objetos, crear formas geométricas, ordenar los materiales siguiendo diferentes patrones…)
  • También tiene múltiples beneficios a nivel motor ya que se ejercita tanto la motricidad gruesa (realizan movimientos controlados del torso y las extremidades) como la motricidad fina (rasgar papel con los dedos, utilizar la pinza para coger objetos de diferentes tamaños…) y a nivel sensorial (a través de los diferentes materiales se trabajan olores, sabores, texturas, sonidos…)